Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Octubre  
18
  Lunes  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

InternacionalMéxico y EEUU inician una "nueva era" comprometidos a batir el narcotráfico
Redacción (NJ) (Apr 18, 2009) Internacional
Los presidentes de EEUU, Barack Obama, y de México, Felipe Calderón, han anunciado el comienzo de "una nueva era" en las relaciones bilaterales. El presidente de EEUU prometió ser "un socio pleno" contra el narcotráfico.

México recibe a un presidente estadounidense por primera vez en 13 años. Y Obama pisa América Latina con la promesa de la cooperación. Los más de 3.000 kilómetros de frontera que separan a los dos estados federales se han convertido en un asunto prioritario.

La violencia generada por el narcotráfico en suelo mexicano amenaza con desplazarse hacia el norte. Estados Unidos reconoce parte de su culpa: "Más del 90% de las armas requisadas en México vienen de los Estados Unidos. Tenemos responsabilidad en ello y tenemos que hacer nuestra parte".

Obama ha prometido todos los esfuerzos en la lucha contra el tráfico de armas y drogas. Para ello, EEUU aumentará la rapidez en el desembolso de los fondos de la Iniciativa Mérida contra el narcotráfico en México y Centroamérica, dotada con 1.400 millones de dólares. México había reprochado la lentitud de la entrega de esos fondos. También pedirá al Senado la ratificación de la Convención Interamericana contra el tráfico ilícito de armas y explosivos (Cifta), que Bill Clinton firmó en 1997 pero a la que el Congreso de EEUU nunca llegó a dar el visto bueno.

El gobierno de EEUU gobierno ha aprobado un plan integral de seguridad fronteriza que reforzará la vigilancia policial. Un esfuerzo para evitar también el tránsito ilegal de personas.

En este sentido, indicó que las conversaciones abordaron también asuntos como el compromiso de su Gobierno a una reforma migratoria exhaustiva que enmiende "un sistema fracasado" y permita que los inmigrantes ilegales "salgan de las sombras" y puedan recibir un estatus legal.

Ambos países abordaron también cuestiones comerciales, un área donde ha habido roces en los últimos meses. Obama es partidario de revisar las áreas de medioambiente y derechos de los trabajadores, actualmente disposiciones adicionales, para incluirlas en el Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN), pero admitió que dado el actual clima económico habrá que proceder "de manera cuidadosa".

El presidente estadounidense reconoció que existen áreas de desacuerdo en la relación y reconoció que superarlas "no va a ser fácil". No obstante, subrayó, "si actuamos con un respeto y amistad mutuas, tendremos éxito".

Una de las áreas es Cuba. Calderón pidió a Obama el levantamiento del embargo que EEUU impone a la isla e indicó que "no creemos que el embargo o el aislamiento de Cuba sea una buena medida para que las cosas cambien". En cambio, Obama, que esta semana ordenó el levantamiento de las restricciones a los viajes de familiares y envío de remesas a Cuba, indicó que toca ahora al régimen cubano corresponder.

Los dos mandatarios anunciaron un acuerdo marco de cooperación en la lucha contra el cambio climático, que buscará un mayor intercambio de información y, en el área de la frontera, una reducción de los gases invernadero, entre otros aspectos.

  
BUSCAR EN NJ: