Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Noviembre  
30
  Martes  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

InternacionalObama ve "destellos de esperanza" en la economía americana
Redacción (NJ) (Apr 13, 2009) Internacional
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dio ayer por acabada su excursión internacional para volver a centrarse en la economía doméstica, y en ese plano lanzó ayer el primer mensaje positivo en mucho tiempo. Tras celebrar en la Casa Blanca una cumbre económica a la que asistieron sus principales asesores, incluyendo al polémico Lawrence Summers, el secretario del Tesoro, Timothy Geithner, y el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, Obama aseguró públicamente que ve “destellos de esperanza” y aprecia los primeros indicios de recuperación, sobre todo gracias a la acción de su Administración.

Obama tuvo cuidado de no llevar demasiado lejos su triunfalismo. Admitió que todavía queda por delante mucho sufrimiento para mucha gente y que toda la economía general está “bajo severa presión”. Pero insistió en que el programa gubernamental para desbloquear el crédito a los pequeños negocios está funcionando y que eso supone ya un alivio.

El presidente incluso animó a la gente a tomar la crisis por el lado bueno y “sacar ventaja” de los planes de refinanciación de hipotecas que la Casa Blanca está fomentando por todo el país. Según sus cálculos estos planes benefician a 7 millones de personas y una familia puede ahorrar una media de entre 1.500 y 2.000 dólares al año. Eso es una “oportunidad única”, insistió Obama.

Hará falta un poco más que eso para que el público supere su actual pánico al gasto, particularmente en el sector inmobiliario. Se calcula que hay en Estados Unidos en estos momentos entre 9 millones y 14 millones de casas vacías. Pasarán años antes de que el mercado pueda deglutir construcción nueva.

De todos modos sí es cierto que todos los expertos coinciden en que una vez la recuperación esté en marcha, esta puede ser más espectacular de lo que sería en otros países, por la misma razón que lo ha sido la crisis. Un país sin red de protección social se hunde rápidamente en la miseria cuando todo falla. Por lo mismo es más diligente en “buscarse la vida” a la mínima oportunidad.

De todos modos Obama y sus asesores advierten de que nadie debe esperar una recuperación mágica: “será lenta y en forma de U, no de V”. Y las heridas que la crisis ha dejado tardarán mucho tiempo en sanar.

Por definición los mercados agradecen cualquier invitación al optimismo. Esta semana han agradecido por ejemplo la noticia de que la mayoría de los 19 grandes bancos sometidos a “stress tests” por el gobierno han pasado la prueba, aunque necesitarán recapitalización. La Administración Obama parece estar redescubriendo la importancia de mostrarse más optimista que pesimista, sobre todo después de recibir las estimaciones de que los índices de paro pueden llegar a su máximo histórico justo cuando se acerquen las elecciones de media legislatura. Ese será el primer “stress test” para la actual hegemonía demócrata en las Cámaras.

  
BUSCAR EN NJ: