Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Julio  
16
  Martes  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

NacionalCincuenta expertos en hemofilia abordan la estandarización del tratamiento
Redacción (NJ) (Oct 02, 2006) Nacional
Actualmente, la hemofilia afecta a más de 2.500 personas en nuestro país y cada año nacen entre 20-25 niños hemofílicos en España. El tratamiento de estos pacientes pasa por la administración intravenosa del factor de coagulación deficiente en cada caso (factor VIII, principalmente) a fin de que no se interrumpa la cascada de coagulación y se forme con normalidad el coagulo capaz de detener una posible hemorragia.

“La cantidad de factor que debe administrarse a cada paciente depende del grado de hemofilia y de la intensidad y localización de la hemorragia, entre otros factores. Cuando un paciente llega a la consulta por vez primera, a la hora de cuantificar el nivel de proteína o la actividad que tiene su plasma, utilizamos técnicas de medición en base a un cierto patrón de normalidad que, desde hace años, se define a nivel internacional con el fin de homogeneizar los resultados entre los distintos laboratorios. La estandarización de este método es fundamental de cara a un correcto diagnóstico del grado de severidad de la hemofilia que sufre el paciente y a la hora de conseguir los niveles de factor adecuados en el plasma del paciente al ponerle en tratamiento”, explica el doctor Javier Batlle, jefe del servicio de Hematología del Complejo Hospitalario Universitario Juan Canalejo de A Coruña y miembro del Comité Científico de la V Jornada de Estandarización del FVIII y su aplicación al diagnóstico y el tratamiento de la hemofilia A, que se acaba de celebrar en Madrid.

En un momento en el que todavía existen enormes discrepancias a nivel internacional en lo que a cuestiones de estandarización de los métodos se refiere, “este tipo de reuniones monográficas que, gracias al apoyo de Wyeth celebra su quinta edición, adquieren un especial interés al conseguir reunir a los principales expertos en coagulopatías congénitas de nuestro país, para una puesta al día sobre las novedades que se han producido en cuestiones de diagnóstico y tratamiento de la hemofilia, haciéndose un especial hincapié en la estandarización de la técnica del factor VIII en concreto”, explica el doctor José Antonio Aznar, Jefe de la Unidad de Coagulopatías Congénitas del Hospital Universitario La Fe de Valencia.

“Nuestra intención es que las conclusiones de este encuentro sirvan para mejorar la asistencia al paciente hemofílico, así como para propiciar una mejor interconexión entre los centros de tratamiento de coagulopatías congénitas. En este sentido, es muy importante unificar e implantar protocolos de trabajo, tanto en el área clínica como de laboratorio”, añade este experto.

Cualquier técnica de cuantificación de una proteína y de su función exige unas curvas de calibración que permiten calcular (en base al tiempo de coagulación en el caso del factor VIII) el nivel de proteína o la actividad que tiene el plasma de un paciente. “Esta medición requiere un cierto patrón de normalidad, para lo que en muchos laboratorios antes se empleaba el pool (una mezcla de 30 plasmas) como el cien por cien de normalidad. Si bien, con el tiempo se ha visto que estas mezclas de ámbito local no son iguales en todos los laboratorios. De esta necesidad de armonización surgen los estándares, que son patrones a nivel internacional para homogeneizar los resultados que se obtienen en un determinado laboratorio y permiten ajustar el patrón local al de estandarización internacional”, aclara el doctor Batlle.


En nuestro país existe un programa de estandarización emitido por la Sociedad Española de Trombosis y Hemostasia (SETH) y la Asociación Española de Hematología y Hemoterapia (AEHH), en el que participan un importante número de centros. “En cuestiones de estandarización podemos decir que España está en línea con los mejores países de Europa, por lo que los pacientes hemofílicos españoles pueden estar tranquilos”, afirma el doctor Javier Batlle.

El patrón de estandarización no sólo tiene importancia desde el punto de vista del diagnóstico también es decisivo a la hora de tratar al paciente hemofílico. “Una hemofilia grave va a tener más manifestaciones hemorrágicas previéndose más situaciones de riesgo para el paciente, de ahí que en este tipo de pacientes esté indicada la profilaxis. El tratamiento preventivo consiste en la administración de inyecciones dos o tres veces a la semana de concentrado del factor deficiente en el paciente para reducir así las posibles manifestaciones hemorrágicas”, concluye el doctor Aznar.

  
BUSCAR EN NJ: