Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Mayo  
19
  Domingo  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

AragónLa Expo recurre a los bancos para pagar su reconversión en parque empresarial
Redacción (NJ) (Mar 15, 2009) Aragón
Las administraciones recurrirán a los bancos para financiar la reconversión del recinto de Ranillas en un parque empresarial. La sociedad Expo Zaragoza Empresarial prevé endeudarse en más de 200 millones de euros, el importe estimado para reformar los pabellones y que se rentabilizará con la venta de los edificios: los ingresos previstos rondarán los 350 millones, por lo que, en principio, se generará un superávit de 150. De esta forma, se recuperará buena parte de la factura inicial por la compra y urbanización del meandro, que rondó los 632 millones.

Los responsables de la sociedad han firmado o comprometido la venta de la mitad de los pabellones, pero no se hará caja hasta que se entreguen las llaves a sus futuros dueños. La muestra pactó una política de ventas que establece una entrega inicial del 3% del importe con la reserva del espacio, un 12% a la firma del contrato y el restante 85% a la recepción de los edificios. De esta forma, el grueso de los ingresos se recibirá a lo largo de 2011, cuando se vaya culminando por fases la reconversión de los pabellones.

La crisis ha hecho mella en la comercialización, que el equipo directivo confía en reanimar ahora con la venta al por menor de los edificios, manteniendo los precios. La previsión del presidente, Roque Gistau, era acabar el 2008 con el 70% vendido, pero actualmente cree que se tardará diez años en llenar el parque empresarial.

Los operarios se afanan ahora en las demoliciones de los últimos elementos efímeros del recinto para dejarlo reducido a un esqueleto de hormigón. El director general de Construcción, Eduardo Ruiz de Temiño, señaló ayer a este diario que la imagen recordará a la del verano de 2007, aunque con la diferencia de que lucirán la Torre del Agua, el Pabellón Puente y el Palacio de Congresos.

Ruiz de Temiño señaló que el objetivo es licitar las obras en abril, aunque se mostró muy discreto porque los planes deben ser aún aprobados por el primer consejo de administración de Expo Zaragoza Empresarial, el día 23.

Con los plazos de la obra pública, los adjudicatarios no se conocerán hasta julio y las obras, por tanto, comenzarán un mes después. El presidente de la muestra, Roque Gistau, apuntó esta misma semana que los pabellones se entregarán ya como sedes corporativas y oficinas a lo largo de 2011. No obstante, algunos de los edificios se entregarán a finales de 2010 para cumplir los compromisos adquiridos con los compradores.

Las obras se pagarán con una línea de crédito, en plena negociación con un conjunto de entidades financieras. La intención es recurrir a los bancos conforme se vayan firmando certificaciones para reducir así el pago de los intereses.

Los edificios junto a la Ronda del Rabal y la avenida de Ranillas serán los primeros en salir a concurso, junto a la urbanización del gigantesco sótano central, de nueve hectáreas, y uno de los cincos pabellones situados frente al Ebro. La primera fase requerirá de unos 140 millones de euros de inversión.

La intención es dividir los concursos en lotes por un valor de 20 millones de euros, un importe que permitirá ejecutar un edificio completo -incluidas las instalaciones- o solo la estructura y los cerramientos de varios. El grado de acabados vendrá dado por los edificios ya vendidos, que serán los que se harán por completo.

El sótano logístico, que se transformará en un gigantesco aparcamiento, se podría dividir en dos lotes por su tamaño.

Ruiz de Temiño destacó que la post Expo comienza sin cuentas pendientes gracias al último desembolso, de 240 millones, realizado hace una semana. "Se han liquidado todas las obras. Solo quedan cuatro contratos significativos, como los edificios y el acueducto del Parque del Agua y el pabellón de Aragón, que se cerrará la próxima semana. Estamos cumpliendo los objetivos", explicó.

El director general de Construcción incidió en que los esfuerzos se centran ahora en los derribos. "El 70% de las pasarelas se han retirado, por lo que esta contrata igual se adelanta a finales de abril", concretó.

El Ayuntamiento de Valladolid ya ha empezado a retirar parte de los elementos de la plaza temática Sed, la única que se salvará. El resto se habrán eliminado en cuatro meses, algo imprescindible para urbanizar el frente fluvial. Habrá que solapar los trabajos para abrirlo parcialmente en junio y estrenarlo para las fiestas del Pilar. "Solo quedarán las plantaciones para noviembre", añadió.

Eduardo Ruiz de Temiño apuntó que los derribos entrarán en la fase final en la primera semana de abril con las fachadas, a las que se unirán parte de las estructuras. Detecsa empleará medio año, por lo que sus operarios coincidirán con los que monten las nuevas.

  
BUSCAR EN NJ: