Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Diciembre  
7
  Martes  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

AragónLa N232 una barrera para muchos trabajadores
Redacción (NJ) (Dec 26, 2008) Aragón
Las restricciones que la Comisión Autonómica de Seguridad Vial acordó el pasado 15 de diciembre prohibieron a agricultores, ganaderos y transportistas circular con sus tractores y vehículos especiales por esta vía. De momento, no hay señales que les impidan el tránsito, pero los camiones pesados ya no reciben los permisos necesarios para circular. Los tractores aún pueden hacerlo, pero la Guardia Civil ha advertido a algún agricultor de que próximamente habrá sanciones.

Solamente con las restricciones que sí que se han puesto ya en marcha, la vida diaria de muchas personas se ha visto seriamente afectada. La imposibilidad de superar los 80 kilómetros por hora en los 27 kilómetros sin desdoblar afecta a todos los trabajadores de Zaragoza que se desplazan a la zona, pero para otros los problemas son mayores. Sobre todo, por la línea continua que impide adelantar, pero también cruzar de lado a lado de la carretera por pasos que antes eran habituales.

En una zona eminentemente agrícola, con secano y regadío, muchos trabajadores tienen sus explotaciones a ambos lados de la carretera, por lo que necesitan esos cruces para acceder a sus lugares de trabajo. En algunos casos de agricultores de Boquiñeni, cruzar de manera legal supone a los tractores tener que recorrer cerca de 30 kilómetros para dar la vuelta.

Los afectados consideran que las nuevas restricciones se tomaron de manera precipitada Solo en Pedrosa, la medida afecta a alrededor de 80 agricultores y 10 ganaderos. José Manuel Roche, secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA), coincide en que "hay que tomar la decisión si antes se crean vías auxiliares o caminos al lado de la Nacional, además de sitios por los que poder cruzar".

Además, creen que con esta medida se les responsabiliza de alguna manera de la alta siniestralidad de la N-232, que este año ya se ha llevado por delante la vida de diez personas en el tramo sin desdoblar.

Roche, apunta que "el problema lo causa la saturación de vehículos pesados y el nivel de circulación. Los tractores hacen trayectos muy cortos, a veces solo cruzan la carretera".

Los vehículos especiales, a los que también afectan las medidas, también se quieren quitar su posible responsabilidad en la peligrosidad de la vía. "Nos han penalizado como si tuviéramos la culpa, pero nuestros vehículos no han estado involucrados en accidentes", mantiene José Carlos Castañosa, vocal de la Asociación de Empresarios de Transportes Especiales (ASTRAE). Los cálculos hablan de que todos los días pasan por este tramo alrededor de 100 vehículos especiales.

Lastre para el desarrollo

Este tipo de transporte aún puede circular por la nacional, pero la DGT ya no da los permisos que necesitan para hacerlo. Estos tienen una validez anual, por lo que poco a poco irán caducando y, aunque no se ponga ningún cartel, los vehículos especiales desaparecerán de la N-232. Castañosa advierte que "a algunas empresas se les va a doblar el coste del transporte -el peaje de la A-68 puede llegar para ellos a 1.000 euros- por lo que no van a ser competitivas".

Aunque se trata de una medida temporal, son muchos los que creen que las restricciones van a perjudicar al progreso de la zona, ya que faltan un mínimo de dos años para que empiecen las obras del desdoblamiento. El propio Castañosa resalta que "es una vía clave para la exportación de Aragón", y se pregunta que "si se estropea el transformador de Borja, ¿cómo entrarán a arreglarlo? ¿Cómo harán naves prefabricadas en los pueblos? ¿Y si alguien se quiere poner una piscina?...".

En esa línea, el alcalde de Gallur, Antonio Liz, cree que las medidas "son una limitación para las expectativas de crecimiento de las localidades entre Gallur y Figueruelas". Aunque casi todos creen que habrá modificaciones en las normas, de momento hay cientos de trabajadores afectados y varias localidades con incertidumbres.

  
BUSCAR EN NJ: