Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Diciembre  
1
  Miércoles  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

AragónMás de 40.000 esquiadores colapsaron los accesos a las estaciones del Pirineo y Teruel
Redacción (NJ) (Dec 09, 2008) Aragón
El Grupo Aramón ha cerrado un puente de la Constitución "histórico" con más de 71.000 esquiadores en las cinco pistas que el grupo tiene en Aragón, frente a los 43.000 que se alcanzaron la temporada pasada, pese a que contó con un día más de puente.

En la jornada de hoy, lunes, las cinco estaciones: Cerler, Formigal y Panticosa en el Pirineo oscense y Javalambre y Valdelinares en Teruel, han recibido a más de 16.000 esquiadores.

Todos los centros invernales de Aramón batieron récords de afluencia ayer, día 7 de diciembre, con más de 31.000 esquiadores de los que 7.800 se citaron en Cerler, 14.400 en Formigal, 3.700 en Panticosa y 5.000 en las estaciones turolenses.

La estación de Formigal ha vendido más abonos de temporada en lo que lleva abierta, desde el pasado 15 de noviembre, que en toda la pasada temporada, han informado fuentes de Aramón en una nota de prensa.

Cerler además, batió su propio récord el pasado sábado y lo volvió a batir ayer domingo.

Para Panticosa ha sido también récord de afluencia y las estaciones turolenses han vivido un puente histórico en sus centros de Javalambre y Valdelinares.

Desde el Grupo Aramón valoran "muy positivamente" el número de esquiadores y se muestran satisfechos con el resultado y confiados en que las condiciones climatológicas sigan acompañando en esta temporada de esquí, para continuar con estos buenos datos.

Por su parte, Astún ha calificado este puente de "excelente arranque de temporada" y, aunque no ha hecho público el número de esquiadores que ha elegido estos días esa estación, sí ha subrayado que se "ha rozado cifras de récord", mientras que la estación de Candanchú esperará a mañana para hacer público el balance de cifras.

Dos horas para bajar de Cerler a Benasque. Más de una hora y media para hacer lo propio desde Astún o Candanchú hasta Jaca. Otro tanto para, después de una jornada de esquí, volver de Formigal o Panticosa a Biescas. En Teruel, lo mismo. La avalancha de esquiadores colapsó las carreteras de acceso a las pistas de esquí aragonesas y los aficionados tuvieron que armarse de paciencia para acceder a los complejos deportivos y, sobre todo, para volver a casa.

Aramón volvió a marcar otro récord y, esta vez, en todos sus centros. 14.200 esquiadores en Formigal, 3.700 en Panticosa, 7.800 en Cerler y 4.400 entre los dos centros turolenses, Javalambre y Valdelinares. Ni Candanchú ni Astún dieron datos, pero entre ambas superaron los 13.000 ya que la primera vivió una jornada muchísimo más animada que la del sábado y, la segunda tuvo que cerrar los accesos al centro a la una del mediodía porque no cabía ni un coche más en el aparcamiento. "En pistas, sí que podría entrar más gente, porque no hay colas ni nada, pero el parquin no da más de sí", reconoció Andrés Pita, responsable de márquetin de Astú

"Impresionante", "a tope", "espectacular". Así describían responsables de los centros invernales la jornada que habían vivido.

Por segundo día consecutivo habían conseguido llenar las pistas de esquí de deportistas que aguardaron más de una cola para subirse a los remontes. Y es que ayer no hubo casi colas en las taquillas ya que la mayoría de aficionados compró el sábado el forfait para los tres días, pero sí a la hora de subirse a los remontes y, por supuesto, en las carreteras.

Según la web de la Dirección General de Tráfico, desde las once de la mañana, había 26 kilómetros de congestión. En el valle del Aragón, se repetían los problemas con 12 kilómetros de colas, desde Villanúa hasta Canfranc. Y a pesar de que no lo marcó Tráfico, el acceso a Cerler también sufrió el mismo problema.

Según informó la Subdelegación de Gobierno, a pesar de que las obras de mejora en el firme de la autovía Huesca-Zaragoza siguen en marcha, hoy se habilitarán dos carriles en sentido a la capital aragonesa con el fin de "hacer la circulación más fluida en la operación retorno" y evitar los atascos que, tanto el viernes por la tarde como el sábado por la mañana, se vivieron cerca de Almudévar.

En Teruel, la situación fue similar. La afluencia masiva de público a las pistas de esquí de Valdelinares saturó los párquines, lo que obligó a la Guardia Civil a cortar a las 11.30 la carretera de acceso en Alcalá de la Selva. La medida provocó colas de coches de hasta 8 kilómetros. El alcalde de la localidad, Jesús Edo, afirmó que la congestión circulatoria fue la más grave que se recuerda. A su juicio, la principal causa es el incremento de los visitantes valencianos propiciado por la finalización de la A-23. Edo explicó que, ante la imposibilidad de aparcar en lugares habilitados para ello, los turistas estacionaron sus coches al borde de la carretera o "en el monte".

Por otro lado, la Guardia Civil tuvo que rescatar a dos esquiadores accidentados en la estación de Valdelinares: Ruben M. D., de 25 años y vecino de Alfafar (Valencia), que sufrió un esguince; y Silvia T. C., de 30 años y vecina de Torrent (Valencia).

  
BUSCAR EN NJ: