Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Noviembre  
29
  Lunes  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

Expo 2008Entrevista a D. Roque Gistau, director de Expo Zaragoza 2008
Teresa Marquino (NJ) (Nov 07, 2008) Expo 2008
D. Roque Gistau es un empresario altoaragonés, nacido en Bielsa que, tras recorrer el mundo con sus empresas y negocios, ha recalado en Zaragoza para dirigir ExpoAgua. Un hombre sencillo y sincero, sin pelos en la lengua, que tiene a gala ser de esta tierra y trata de vivir con la franqueza que caracteriza a los hombres que son aragoneses. Tras esa figura, se oculta un gran corazón y sensibilidad, acorazado por la lucha de hacer las cosas bien en un mundo duro e insensible. Ha accedido a mantener una entrevista con Noticias Jóvenes, con el compromiso de hacer de ella una amigable tertulia sobre la Expo.

-NJ. ¿Qué cree a su juicio que son las cosas más relevantes que ha aportado la Expo a Zaragoza y, en su conjunto, a Aragón?

-RG. Como es lógico, se trata de un proyecto planificado y cuando se definieron los objetivos de la Expo se dividieron en dos planos: crear una pieza única de construcción viva en Zaragoza, acorde con la estructura y diseño de una ciudad del siglo XXI, convertir el Ebro en la calle central de la Ciudad, como París o Budapest, realizar, lo que se han llamado obras de acompañamiento: el tercer y cuarto cinturón, el aeropuerto… y tratar de colocar a Zaragoza en el sitio que le corresponde en España y en el mundo.

El segundo, siendo ésta la primera exposición temática de la historia, la gestión de los recursos sostenibles escasos y, en particular, del agua. Recurso estratégico y esencial para la vida. Con tres objetivos importantes: Informar: a través de televisión y otros medios se ha llegado a 3.000 millones de personas, que han podido tomar conciencia de la importancia y problemática del agua en todo el mundo. Formar: por medio de la Tribuna del Agua por la que han pasado medio millar de las personas mas notables y versadas sobre el tema y de la que han salido unas conclusiones, lo que se llama la Carta azul, la Carta de Zaragoza, que, sin duda, tendrá continuidad en un futuro y Divertir: mediante espectáculos y actividades desarrolladas a o largo de la Expo. Y por último, quisiera reseñar un logro no previsto y, sin embargo, muy importante: la mejora de la autoestima de nuestros paisanos.

-NJ. ¿Qué repercusión puede y debe tener para la juventud, la Expo?

-RG. La juventud actual esta más entroncada en el mundo, está más viajada, entra en Internet, ve la televisión, viajan a Irlanda, Erasmus les ha abierto el mundo. Sin embargo, la Expo les ha brindado la oportunidad de contactar con otros ciudadanos, ya sean de España o de otros países. Ha habido muchos chavales que han trabajado en la Tribuna del Agua. Y todos los jóvenes han funcionado estupendamente. Las edades no han rebasado los veintitantos años.

-NJ. ¿Encuentra usted alguna contradicción entre el mensaje de la Carta de Zaragoza y la posible realización de algún trasvase?

-RG. No existe contradicción. No hay nada intrínsicamente malo. “En los temas del agua hay que hacer lo que toca y hacerlo bien” “Hay que buscar en cada momento la solución que corresponde, la que sea mas razonable”.

El agua tiene muchos usos. Hay que distinguir entre el agua de uso urbano, que es un derecho ciudadano al que todos los gobiernos, deben adoptar las medidas necesarias para que esto sea así y, que se utiliza para beber, ducharse, etc. Ese, es un uso prioritario. El agua es un derecho de todos y cuando se necesita para beber, igual es que sea Valencia, Barcelona o cualquier otra ciudad. En cambio, el agua de consumo productivo, debe tener prioridad para su uso y para generar riqueza, antes de ir a otros sitios, en los lugares por donde cae y por donde pasan los ríos. Esto es: agua para la agricultura, industria, ocio, etc. Y, si se decide llevarla a otro lugar, ha de ser porque se ha suscrito un pacto comercial, entre el que da y el que toma, a cambio de una transacción económica.

-NJ. ¿Qué uso sugeriría usted que se podría dar al recinto de la Expo y, en concreto, a algunos pabellones que usted considere más emblemáticos?

-RG. Está todo ya perfectamente decidido: El Pabellón Puente lo gestiona IberCaja. Se va a crear un museo, aunque todavía no se sabe muy bien lo que se va a exhibir en él. Tendrá una parte permanente, posiblemente relacionada con la arquitectura y otra parte móvil.

La Torre la va a administrar la CAI. Habrá, seguro, una parte museística. Exposición seguro.

El Acuario Fluvial se queda tal como está, y también el Palacio de Congresos.

El Pabellón de Aragón va albergar una Consejería del Gobierno de Aragón.

EL Pabellón de España: El Centro Internacional de Cambio Climático.

En los demás pabellones, excepto los que todavía quedan por vender, que son la mitad, se va crear un parque empresarial con 180.000 m2 de oficinas y uso terciario.

-NJ. ¿Cuál es el grado de repercusión que la Expo va a tener en Aragón?

-RG. Pequeño. Ha tenido repercusión en ciudades próximas, por ejemplo en Huesca. Ha habido congresos, ponencias, simposios… Lo que está lejos, es más complicado. Lo que sí se ha hecho es extender los beneficios fiscales vinculados a la Expo. Asociado a la Expo, lo que había es que, si un señor hacía un hotel o un apartotel, se hacía portador de ese beneficio fiscal del que hablamos. Todas las obras de Alhama de Aragón, se han desgravado un 15%. Además de eso, el Gobierno de Aragón hizo un programa de infraestructuras y de inversiones asociadas a la Expo en todo el territorio, y poco más.

Sin duda algo muy importante, han sido los hermanamientos: Italia con Sobrarbe; La Sierra de Gúdar con Austria…

Y hay que destacar el pabellón de Aragón. Todos los días participó el folklore aragonés y en el pabellón de Zaragoza y el de la Diputación Provincial de Zaragoza se ha notado muchísima actividad. Ha habido otros bailes regionales que no eran propiamente la jota, un ejemplo pueden ser bailes franceses con la rondalla de Boltaña.

-NJ. ¿Ha sido suficiente la aportación en calidad y cantidad de los voluntarios de la Expo?

-RG. Ha sido fantástica. Y siento deseos de encargar un estudio sociológico. No acabo de entenderlo. Me gustaría saber cuál es la causa sociológica o personal que hace que 50.000 personas se apunten sin cobrar absolutamente nada. Pero la verdad es que se fueron muy tristes y llorando. Es más, recuerdo que una señora se me acercó llorando y abrazándome me dijo: “Me han devuelto la vida. He perdido a una hija, y esto me ha ayudado muchísimo”.

-NJ. Después de esta anécdota de índole humano y teniendo en cuenta que habrá habido otras muchas más, de parecidos matices, vayamos a otra pregunta sobre las visitas de esta recién pasada Expo: Al parecer ha sido escasa la presencia de visitantes extranjeros y de otras regiones de España. ¿A qué achaca usted esta deficiencia?

-RG. No lo sé muy bien. Le hemos dado muchas vueltas… Quizá haya una parte de culpa en la falta de promoción; soy muy autocrítico, hemos gastado mucho dinero pero, quizás, no el suficiente, o lo hemos hecho mal. Tengo la impresión de que a esta ciudad no la conoce nadie. Aquí viene un extranjero y nos da la sensación de que se le puede enseñar Zaragoza en una mañana. No conocemos o valoramos lo que tenemos. Pensamos que hemos hecho mucho trabajo para hacer una buena promoción, para nada. También puede ser que el tema no haya sido presentado de modo atractivo. En fin, soy muy autocritico.

-NJ. En la próxima pregunta Sr. Gistau, vamos a hablar de algo también importante dentro de la Expo: El divertimento: La calidad de los espectáculos ha sido a nuestro juicio excepcional. ¿Podría decirnos cuál de ellos ha sido más difícil de lograr y cuál el más sorprendente por su calidad y sin embargo, de bajo costo?

-RG. Yo creo que aquí, de bajo costo, no hay nada. A mí me hubiese gustado que hubiera habido un espectáculo más rompedor. Aunque si he de ser sincero creo que sí lo ha habido, el Hombre Vertiente ha tenido gran éxito entre el público y pienso que sí ha sido rompedor. El propio Iceberg. No es habitual que los espectáculos de una exposición lleven un mensaje y éste lo llevaba. El Balcón de la Música ha sido una auténtica pasada, con grupos buenísimos. Y sobre todo ha habido muchas actividades para los niños, con talleres para ellos.

-NJ. Hablemos ahora de la juventud. ¿Es posible crear un departamento de un grupo de expertos y hacer frecuente la realización de eventos de interés humano, cultural y social para la juventud?

-RG. Yo creo que no se debe crear. La juventud es una parte de la sociedad en la que debe estar integrada. Es una etapa de la vida humana. No se puede hacer un gueto para nadie y menos para los jóvenes. Ahora toda la gente joven viaja muchísimo y eso está muy bien, para poder observar diferentes formas de vivir y de contemplar las cosas desde otro punto de vista. Por lo demás, tienen que vivir en el mundo real.

-NJ. Seguimos y lo hacemos, con una pregunta que tiene que ver con nuestra ciudad: Una vez retirados los pabellones, el legado para Zaragoza del recinto ¿seguirá entusiasmando a los zaragozanos, aragoneses y visitantes de nuestra ciudad, como la aportación cultural más importante? ¿Animaría usted al público a visitar el recinto?

-RG. Culturalmente el recinto va a aportar lo que den de sí los museos. Científicamente lo que aporte el Centro de Investigación Climática, que es importante. Y, arquitectónicamente, lo que va a quedar después tiene una altísima calidad. A mí personalmente me gusta más la post Expo que la Expo. El parque empresarial va a tener un altísimo nivel en calidad. Queda todo lo que hay debajo de las cascadas, eso queda como restaurantes y como baretos. Si lo hacen bien, la gente vendrá a merendar, a cenar… Y el Ebro ha alcanzado importancia y relevancia al pasar, ahora, por el centro de la ciudad adquiriendo mucho atractivo. La gente irá como en Barcelona al Paseo marítimo, o en algunas zonas de Londres…

-NJ. ¿Qué quiere usted decir a los jóvenes zaragozanos y aragoneses, para ayudarles en su afán y espíritu de superación?

-RG. Hemos crecido en turismo un 25%. Hay que aprovechar el éxito. En lenguaje castrense hemos “tomado una posición”. Hay que seguir avanzando. Tenemos gente de calidad. Tenemos una Universidad de alta calidad. Tenemos territorio… Que estudien, que salgan y que aprendan y sobre todo, que tengan voluntad. Hay demasiada endogamia en esta ciudad. Apegados a la comodidad, hay que mirar un poco mas lejos…

-NJ. Estamos acabando esta entrevista y yo querría hacerle una pregunta que afecta a nuestros mayores: ¿Han pensado en hacer un rincón especial para la tercera juventud?

-RG. Rotundo. No se hace nada. Está prohibido hacer nada residencial. Yo creo que van a encontrar en el nuevo ámbito que ha dejado la Expo un lugar confortable, cercano al río, en el que podrán disfrutar intensamente de naturaleza y de toda la belleza arquitectónica que el hombre hoy es capaz de crear y que merece ser vivido y gozado por los que ustedes llaman la tercera juventud.

-NJ. Por favor: ¿Podría hacerse una pregunta usted, a sí mismo?

-RG. La pregunta sería ¿cómo nos juzgarán de aquí a 100 años? En la exposición de hace 100 años fue Basilio Paraíso quien la condujo entonces. Se inició el arranque de las cuatro principales avenidas que tenemos ahora. La plaza Aragón era lo único que estaba hecho. Hicieron al lado la plaza Paraíso que está bien y de ahí, surgieron el Paseo María Agustín, Gran Vía, Sagasta, Constitución e hicieron la Plaza de los Sitios. Yo ahora, los juzgo bien y me gustaría, que conmigo hiciesen lo mismo.

Hasta aquí la entrevista que, de acuerdo con el propósito inicial, se ha convertido en una amigable y relajada conversación. Es el talante y estilo de D. Roque Gistau que, muy amablemente, ha concedido a Noticias Jóvenes la oportunidad de conocer a fondo los entresijos de la Expo y a un hombre inteligente, directo y entrañable. Gracias, Sr. Gistau, y hasta pronto.

Noticias Jóvenes va a realizar, próximamente, un reportaje de las aportaciones, visitas y actos, país por país, de todos los que participaron durante 90 días en la Expo, para dejar constancia de la enorme dimensión que ha tenido la muestra.

  
BUSCAR EN NJ: