Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Junio  
15
  Sábado  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

NacionalEl cambio climático centrará la campaña científica española en la Antártida
Redacción (NJ) (Oct 16, 2008) Nacional
El planeta tiene dos hemisferios con estaciones opuestas, de modo que mientras llegan los fríos al norte comienza el buen tiempo en la mitad sur. Y eso supone también el pistoletazo de salida para investigadores de todo el mundo, que se aprestan a viajar hacia el verano antártico. Entre ellos están los españoles. Se acaba de presentar en el Parque de las Ciencias de Granada la Campaña Antártica 2008-2009, que supone un gran despliegue logístico y de colaboración entre instituciones.

El Ministerio de Ciencia e Innovación, la Armada, el Ejército de Tierra y la Unidad de Tecnología Marina del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) cooperan para permitir que trabajen en el Polo Sur durante los próximos meses 48 grupos científicos, formados por 150 expertos de 74 instituciones españolas.

Se llevarán a cabo 25 proyectos, de los cuáles 18 se desarrollarán en las bases antárticas de nuestro país, la Juan Carlos I, en la isla Livingston, y la Gabriel de Castilla, en la isla Decepción. El resto se repartirá entre los buques oceanográficos 'Hespérides' y 'Las Palmas' e instalaciones de Chile, Argentina, Nueva Zelanda, Ucrania y Alemania en el Polo Sur.

Los trabajos de esta campaña contarán con un presupuesto de tres millones de euros, a los que hay que sumar otros 12 que el ministerio ha destinado a la remodelación de las dos bases españolas en el continente helado.

Durante el acto de presentación en Granada, el secretario de Estado de Investigación del Ministerio de Ciencia e Innovación, Carlos Martínez Alonso, se refirió al continente blanco como un 'laboratorio natural inmejorable' para estudiar el cambio climático. La toma de datos en esa zona del planeta, según Martínez Alonso, permite comprender buena parte de los fenómenos asociados a la circulación atmosférica y las corrientes marinas que están en la base del sistema del clima.

De este modo, se estudiará la presencia de CO2, el retroceso de los glaciares o los efectos del cambio climático sobre los ecosistemas. Un ejemplo: el aumento de las temperaturas afecta a los pingüinos porque potencia los parásitos que lo atacan, lo que es el tema de uno de los proyectos.

  
BUSCAR EN NJ: