Noticias Jóvenes
 Portada
 Prensa
 Radio
 Televisión
 Internet
 Tecnologías
 Reportajes
 Deportes
 Música
 Cine
 Teatro
 ONGs
 Ecología
 Educación
 Libros
 Gente
 Sociedad
 Perfiles
 Encuestas
 ICC   Ánade
 Enlaces
 Hemeroteca
 Quiénes somos
 Colabora con NJ
 Contacto
La visualización completa del índice requiere JavaScript. En todo caso, el índice completo es accesible desde la Portada

PRENSA  •  12-12-2005

El Código contra la Telebasura Cumple un Año
Publicado en El Periodico de Catalunya

Los usuarios destacan que las cadenas "no tienen voluntad" de acatarlo. Las teles sólo han admitido tres de las cien reclamaciones que se han presentado.

Hace un año, las teles públicas y las privadas se comprometieron con el Gobierno a no emitir ningún programa para mayores de 18 años dentro del horario infantil (de seis de la mañana a diez de la noche). El pacto antitelebasura estipulaba dos franjas de protección reforzada: de ocho a nueve de la mañana y de cinco a ocho de la tarde. En esas horas, se supone, no se puede emitir sexo explícito ni actos violentos.

Doce meses después de la firma, ¿se cumple el código? Las cadenas aseguran que sí. Los usuarios, sin embargo, no están de acuerdo. A su juicio, la autorregulación está siendo "decepcionante". El pacto antitelebasura incluía la creación de una comisión de seguimiento, en la que están representadas las organizaciones sociales. Éstas han presentado más de un centenar de reclamaciones, pero las teles sólo han aceptado tres. "Las cadenas no tienen voluntad real de cumplir el pacto", explicó ayer Alejandro Perales, presidente de la Asociación de Usuarios de la Comunicación (AUC), una de las organización presentes en la comisión de seguimiento.

Lenguaje burdo

Una de las tres reivindicaciones aceptadas hacía referencia al lenguaje "con excesos" de algunos programas. En las otras dos, se pedía a las teles que dejaran de camuflar insultos con pitidos. La AUC esperará al próximo mes de marzo para realizar un informe completo sobre el cumplimiento del código. Será entonces cuando, realmente, el texto cumpla un año de vigencia ya que el Ejecutivo concedió un periodo de adaptación de tres meses. Perales vaticinó que, si todo sigue como hasta ahora, dicho informe no mostrará un balance positivo.

El presidente de la AUC explicó que, tras la firma del acuerdo, las organizaciones sociales pensaron que las cadenas darían un vuelco a sus parrillas vespertinas, una de las franjas horarias más dominadas por la telebasura. "Es ilógico que haya programas de telerrealidad por la tarde y series familiares por la noche. Debería ser al revés", destacó Perales. Sin embargo, las teles apenas realizaron cambios en la programación.

Tras la entrada en vigor del código, algunos espacios como Diario de Patricia (Antena 3) o A tu lado (Tele 5) rebajaron el tono, pero ahora, según Perales, "lo han vuelto a subir". En la misma línea de incumplimiento, Tele 5 sigue emitiendo los resúmenes de Gran Hermano por la tarde y algunas cadenas, como TVE, continúan programando telenovelas "de contenido poco adecuado para los niños".

Perales también mostró su decepción porque las cadenas no han hecho público el contenido del pacto, algo a lo que estaban obligadas por el código. Tampoco han promocionado la web www.tvinfancia.es, una página que la comisión de seguimiento del pacto activó el pasado mes de noviembre con el objetivo, entre otros, de que cualquier usuario pueda formular una reclamación en contra de la telebasura en horario infantil.

Según Perales, uno de los escasos logros del código de autorregulación ha sido "poner de manifesto que las teles tienen una responsabilidad de cara a la infancia". Las cadenas, a su juicio, son plenamente conscientes ahora de que tienen que proteger al menor, como ordena la ley de televisión sin fronteras. La AUC no es el único organismo que manifestó su decepción. En declaraciones a Efe, el Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, Pedro Núñez Morgades, destacó que las teles "siguen primando la captación de la audiencia por encima de la protección a la infancia". Por último, el Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, insistió en que uno de los pocos avances ha sido "concienciar a la sociedad de que existe un problema".

(Publicado en El Periodico de Catalunya)