Noticias Jóvenes
 Portada
 Prensa
 Radio
 Televisión
 Internet
 Tecnologías
 Reportajes
 Deportes
 Música
 Cine
 Teatro
 ONGs
 Ecología
 Educación
 Libros
 Gente
 Sociedad
 Perfiles
 Encuestas
 ICC   Ánade
 Enlaces
 Hemeroteca
 Quiénes somos
 Colabora con NJ
 Contacto
La visualización completa del índice requiere JavaScript. En todo caso, el índice completo es accesible desde la Portada

TELEVISIÓN  •  5-7-2004

Adiós a la Propaganda Televisiva
Silvia Forcén Cano (NJ)

Los dispositivos electrónicos que permiten que el televisor cambie de canal cuando hay anuncios, son los denominados Bloqueadores de Publicidad para TV. Y sin ninguna duda, son el sueño de cualquier telespectador.

En Alemania, han pasado de ser un sueño a convertirse en una realidad. La Corte Federal de Alemania ha autorizado, tras cinco años de análisis y estudios, la venta de este tipo de bloqueadores. Un invento que permite recibir señales a través de Internet que eliminan los espacios de publicidad y reconocen qué canales están libres de anuncios.

El primer bloqueador de publicidad televisiva salió al mercado en 1999, de la mano de la compañía TC Unterhaltungselektronik AG. Pero no fue todo tan sencillo, ya que la cadena alemana RTL interpuso una demanda a la compañía, ya que consideraban que peligraba la financiación de las emisoras privadas, pues éstas están basadas principalmente en los ingresos por publicidad.

Pero los estudios y el análisis final dictaminan que la venta de los aparatos es compatible con las leyes de competencia, por lo que las televisiones privadas del país se han opuesto en masa a la nueva medida. Según la sentencia, los dispositivos dificultan las actividades de dichas emisoras, pero no ponen en peligro la existencia de RTL en concreto. Se considera que los bloqueadores son simplemente una ayuda técnica para eliminar publicidad no deseada. El tribunal afirmó en un comunicado que "la utilización de la función Bloqueo queda en manos de los telespectadores". Pero los representantes de las cadenas privadas tienen una opinión diferente, Herbert Mecer, abogado de RTL, afirmó que la nueva tecnología anima a los telespectadores a cambiar de canal de manera masiva, y consideró que "si el público se limita sólo a ver la parte de la emisión libre de publicidad, la emisora, a la larga, no podrá mantener su oferta completa".

Desde el sector tecnológico, se considera que las televisiones pueden buscar otras formas de publicidad que no se puedan eliminar, como la emisión de mensajes en ventanas (al estilo de Internet), o en la banda inferior de la pantalla.

Las empresas fabricantes de los bloqueadores, por su parte están satisfechas con la resolución. Antes de Navidad de 2004 un nuevo aparato estará en el mercado con el nombre de "Tivion", a un precio de unos 120 dólares, (unos 99 euros).