Noticias Jóvenes
 Portada
 Prensa
 Radio
 Televisión
 Internet
 Tecnologías
 Reportajes
 Deportes
 Música
 Cine
 Teatro
 ONGs
 Ecología
 Educación
 Libros
 Gente
 Sociedad
 Perfiles
 Encuestas
 ICC   Ánade
 Enlaces
 Hemeroteca
 Quiénes somos
 Colabora con NJ
 Contacto
La visualización completa del índice requiere JavaScript. En todo caso, el índice completo es accesible desde la Portada

PRENSA  •  3-5-2004

Gervasio Sánchez, Fotoperiodista:

"Vamos a Ver Nuestro Fracaso como Seres Humanos"
Rebeca Muñoz Gil (NJ)

Gervasio Sánchez, recibía con motivo de la celebración del Día de Aragón, el 23 de Abril, la medalla del Gobierno de Aragón al mérito profesional. Un galardón que llega tras años de duro e intenso trabajo, con un único fin: acercar el horror de la verdad más dolorosa que dan las guerras.

Gervasio SánchezMentiría. Mentiría si no reconociera en esta humilde página internauta, que más que un trabajo fue un placer hablar con Gervasio. Mentiría si no dijera que Gervasio Sánchez es uno de mis ídolos más admirados. Mentiría también si no confirmara que mi micro temblaba cada vez que lanzaba una pregunta al ganador de la Medalla al Mérito Profesional del Gobierno de Aragón 2004.

Gervasio Sánchez se describía así en una carta abierta a Aznar tras la muerte (asesinato) de José Couso, el cámara de Telecinco fallecido en Irak de manera brutal. Estas eran las palabras de Gervasio describiéndose a sí mismo:

"Es, simplemente, un fotoperiodista independiente que trabaja con regularidad para El Heraldo de Aragón, que está especializado en cubrir conflictos armados desde hace 20 años y que ha visto morir a muchos de sus compañeros en bombardeos o víctimas de terribles emboscadas. Que ha tenido que consolar a viudas, madres, hermanos e hijos de compañeros muertos por trabajar en la delgada línea que separa la vida y la muerte. Que ha ayudado a sobreponerse a compañeros preñados de dolor, heridos en los vericuetos del alma, ese lugar que pesa como la fría losa de una tumba. Que ha necesitado ayuda de esos mismos compañeros cuando estaba agotado por el pesar y la incertidumbre".

Los ojos de la guerra

Reconocía que se sentía "satisfecho y feliz, porque cualquier premio que me han otorgado en Aragón siempre me ha llenado de mucha satisfacción. Es un premio muy cercano, Aragón es una región, una patria, que muchas veces no tiene en cuenta las raíces ni el origen de cada persona; es un lugar de gran generosidad con los que venimos de fuera. Yo llevo unos veinte años viviendo en Aragón, ininterrumpidamente. El hecho de que me reconozcan con un premio como este hace que me sienta muy contento, muy feliz, y me serviría para seguir reivindicando a estar hermosa región".

Gervasio en estos momentos cubre el conflicto de la denominada Postguerra y periodo de democratización de Irak (incluso más peligroso que la propia guerra): "Me siento orgulloso con este premio. Además coincide con el regreso de una cobertura muy complicada, difícil, compleja, peligrosa..."

La desgraciada realidad de la guerra debe ser retratada por fotoperiodistas como Gervasio Sánchez"Sería ideal que la figura del corresponsal de guerra desapareciera". Esa es la triste verdad que ronda la cabeza de Gervasio al iniciar un nuevo conflicto. "En momentos difíciles, con amigos nos planteamos esas situaciones ideales. Ojalá no tuviéramos nunca que volver a hablar de una guerra, porque se han acabado. Desgraciadamente el mundo no va por buen camino. Cada vez más se va a un mundo de mayor conflicto, los dirigentes económicos y políticos del mundo en que vivimos no se están dando cuenta que están creando unas barreras de confrontación cada vez más brutales. Si seguimos por este camino el fracaso de las próximas décadas va a ser brutal, veremos nuestro fracaso como seres humanos y como sociedades."

Ante la típica pregunta del partidismo, Gervasio lo tiene claro, la única verdad es la víctima. "Yo pienso que el tomar partido o no, el ser objetivo o no serlo, son conceptos de la universidad. Bonitos sobre el papel, pero cuando uno esta en contacto con el sufrimiento acaba tomando partido por alguien o por algo. Para mí la única verdad de las guerras son las víctimas civiles, y tomo partido por ellas. Intento mostrar el sufrimiento humano con la idea, a veces equivocada, de conseguir algún día que esta gente anónima, alejada de nuestra frontera física y anímica, dejen de sufrir".