Noticias Jóvenes
 Portada
 Prensa
 Radio
 Televisión
 Internet
 Tecnologías
 Reportajes
 Deportes
 Música
 Cine
 Teatro
 ONGs
 Ecología
 Educación
 Libros
 Gente
 Sociedad
 Perfiles
 Encuestas
 ICC   Ánade
 Enlaces
 Hemeroteca
 Quiénes somos
 Colabora con NJ
 Contacto
La visualización completa del índice requiere JavaScript. En todo caso, el índice completo es accesible desde la Portada

CINE  •  22-10-2003

Cineastas Aragoneses - Florián Rey
Enrique Marqués (NJ)

Tras el reciente fallecimiento de la actriz y figura de la copla Imperio Argentina, mucho se han nombrado las películas que la consagraron; "Morena Clara" y "Nobleza baturra", ambas dirigidas por el que fue su marido, el aragonés Florián Rey.

Florián ReyNacido en La Almunia de Doña Godina en 1894, Antonio Martínez Castillo es enseguida más conocido por su seudónimo, con el que ya se había consagrado como actor. Como realizador, Florián Rey es un cineasta empeñado en filmar los géneros chicos, la zarzuela, el folletín y la literatura y el teatro populares de la época, habiendo pasado, por tanto, a la historia del cine nacional como un autor de un cine realmente autóctono.

Tras la mencionada etapa como actor, debuta como realizador y guionista con La revoltosa (1924), y a raíz del éxito obtenido realiza una versión muy osada de El Lazarillo de Tormes, el gran clásico de la picaresca española que actualiza situando la acción en el siglo XX.

Los éxitos comerciales continúan con Gigantes y cabezudos, El cura de aldea y Agustina de Aragón, entre otras. Sin embargo, la película que iba a cambiar su trayectoria artística y personal es La hermana San Sulpicio, pues en ella descubre para el cine a una jovencísima bailarina llamada Magdalena Nile del Río, a partir de ahora Imperio Argentina, que se convertiría en su mujer y principal actriz en numerosas películas.
Cartel francés de 'La aldea maldita'
La considerada obra maestra de Florián Rey, La aldea maldita (1930), título clave del cine mudo español, aunque realmente su comercialización fue sonora. Aquí aparece además el inicio de un cine social y más crítico que el meramente folclórico preferido por el cineasta hasta la fecha.

Tras pasar una temporada en París, familiarizándose con la nueva técnica sonora, regresa a España para firmar Sierra de Ronda (1933), que le prepara para iniciar una nueva y muy productiva etapa en la productora CIFESA, con la que habitualmente se relaciona a Florián Rey. Par ella dirige Morena Clara (1935) y Nobleza baturra (1936), que afianzan más si cabe la fama de Imperio Argentina. Esta última tuvo un importante éxito en el extranjero, y no sólo en Hispanoamérica, como cabría pensar, sino en Siria, Egipto o Palestina. Además fue doblada al francés y al alemán, razón por la cual Adolf Hitler llegó a conocerla e interesarse en exceso, al parecer, por la guapa protagonista. Tras una gira sudamericana, reciben una oferta para realizar películas en Berlín y así surgen Carmen la de Triana y La canción de Aixa; hechos que quedan reflejados en la reciente película de Fernando Trueba La niña de tus ojos, aunque omitiendo nombres reales.

Cartel de 'Nobleza baturra'Durante el rodaje de estas películas la pareja artística y sentimental entre el cineasta y la actriz se rompe, y al volver a España, Rey intenta sustituir a Imperio por Conchita Piquer en La Dolores, sin el resultado esperado.

En los años cuarenta su filmografía se fundamenta en comedias de escaso relieve y en la última etapa de su vida artística dirige coproducciones con México, como Tres citas con el destino (1953), y obras folclóricas que intentan recuperar el esplendor de su primera obra, algunas de ellas con nuevas actrices como Lola Flores o Marujita Díaz, no sabemos si ya por entonces aficionada a los cubanos oligofrénicos.

Poco después del rodaje de estas últimas películas se retira a las cercanías de Benidorm para regentar un mesón hasta la hora de su muerte, en Alicante, en 1962.