Noticias Jóvenes
 Portada
 Prensa
 Radio
 Televisión
 Internet
 Tecnologías
 Reportajes
 Deportes
 Música
 Cine
 Teatro
 ONGs
 Ecología
 Educación
 Libros
 Gente
 Sociedad
 Perfiles
 Encuestas
 ICC   Ánade
 Enlaces
 Hemeroteca
 Quiénes somos
 Colabora con NJ
 Contacto
La visualización completa del índice requiere JavaScript. En todo caso, el índice completo es accesible desde la Portada

PERFILES  •  21-9-2003

Después de 13 temporadas en el Real Zaragoza, Xavi Aguado ha dicho adiós al fútbol profesional

¡Adiós, Capitán!
Roberto Gómez (NJ)

"Ha sido el 6, penalti y expulsión". ¿Recuerdan estas palabras? Supongo que sí. Se escucharon en el estadio municipal de La Romerada un 30 de septiembre de 1996 en un partido frente al F.C. Barcelona. En una acción del encuentro, Fernando Couto cae dentro del área defendida por el Real Zaragoza. Mejuto González, el colegiado del partido, se acerca a su juez de línea Rafael Guerrero para aclarar susXavier Aguado, en la disputa de un balón dudas acerca de la jugada. "Ha sido el 6, penalti y expulsión", dice Rafa al árbitro principal. "Venga Rafa, no me jodas, me cago en mi madre", perjura Mejuto. "Que ha sido el 6, penalti y expulsión". Moraleja: Aguado expulsado, y penalti a favor del F.C. Barcelona. Un robo a mano armada. El central zaragocista ni siquiera había tocado al jugador. Hace ahora siete años de aquello, pero aún se recuerda ese instante que supuso la derrota del Real Zaragoza.

Pero no es importante ahora recordar el error del colegiado, sino más bien homenajear a la víctima de ese encuentro. Porque Xavi Aguado Companys (5 de junio de 1968, Badalona), desde que debutara con el Porque Real Zaragoza el 9 de septiembre de 1990 frente al Logroñés en lo que fue su casa, La Romareda, el capitán ha defendido la camiseta zaragocista en 383 partidos de liga, 59 de Copa del Rey, 4 de Supercopa de España, 12 de Recopa de Europa, 11 de Copa de la UEFA y de Supercopa Europea. En total, 473 encuentros que sitúan a Aguado en la cima de los jugadores que más veces han vestido la camiseta blanquilla. Por detrás de él, los ilustres Carlos Lapetra, Juan Señor o Andoni Cedrún.

Pero Xavi Aguado no sólo será recordado por estas cifras. Con él el Real Zaragoza ha conseguido 2 Copas del Rey (1994 y 2001, las dos frente al Celta de Vigo) y una Recopa de Europa (1995 frente al Arsenal inglés). Pero además, Aguado tiene el "honor" de ser el jugador que más veces ha sido expulsado en la Primera División: 18. Un contraste de éxitos en una persona que se dedicó al fútbol de rebote.

No quería dejar el Sabadell

Xavi Aguado iba para jugador de baloncesto. O al menos esa era su primera intención. Pero al ver que en Tiana, donde residió durante unos años, no podía seguir machacandoEl capitán, levantando la Copa del Rey lograda en Sevilla frente al Celta los aros tomó la decisión de practicar el fútbol. Fue en esta pequeña localidad del Maresme donde Xavi empezó a dar las primeras patadas a un balón de reglamento. Y fue también donde Xavi comenzó a despuntar como futbolista.

Un día viajó hasta el Pirineo leridense para presenciar una concentración del C.E. Sabadell y, ya de paso, se presentó a las pruebas que el club había preparado para ocupar la posición de defensa central. Se presentaron 15 jugadores, y sólo uno fue escogido para jugar en el Sabadell. Aquí comenzaba la carrera deportiva de Aguado, que se vio truncada temporalmente por una lesión de pubis.

A los dos años de estar en Sabadell, Xavi fue llamado para cumplir el servicio militar obligatorio. Su deseo era que le tocara cerca de casa, para poder seguir jugando en su club. Pero el sorteo le depararía una sorpresa, ya que le llevó hasta la Base Aérea de Zaragoza. Si Xavi hubiera sabido lo que le deparaba allí, seguro que su deseo hubiera sido viajar a Zaragoza.

Un jugador insustituible

Desde entonces, han pasado muchos días llenos de éxitos en el equipo blanquillo. Pero sobre todo, y quizá lo más importante, es que Aguado ha sentido el cariño de la gente de Aragón que nunca ha dejado de apoyarle. Desde que llegó a la entidad ha sido el referente en la zaga zaragocista. Gran rematador de cabeza, gracias a sus 186 centímetros de altura, el catalán supo imponer su ley en el centro de la defensa y dirigir con coherencia al equipo desde la zaga.

Aguado, el día de su despedida, con sus hijosLa humildad y el trabajo diario le han convertido en una leyenda del club, tanto por los títulos obtenidos como por su labor dentro y fuera del terreno de juego, quien le dio la espalda en un momento en el que España contaba con un gran cartel de centrales.

Y es que, a pesar de su dedicación, Aguado nunca ha visto recompensado su esfuerzo en la Selección Española. El infortunio y, otras veces, errores propios han hecho que Aguado vaya a ser recordado también por ser el jugador que más veces ha sido expulsado en primera división.

Todo el mundo sabe lo que para la defensa del Real Zaragoza suponía la presencia de Aguado, aunque no jugara, o tuviera que ver los partidos desde el banquillo. Porque tener a un jugador de raza, a un jugador que tantos años ha sido capitán, a un jugador que junto con el magnífico Santiago Aragón eran los legados de aquel sensacional equipo que consiguió la Recopa de Europa en París en 1995, bien vale una renovación. Porque ahora llegan jugadores jóvenes que quieren hacerse con un puesto como titular, y tiene que haber allí un referente del que aprendan los chavales.

Eternamente agradecidos a Xavi Aguado. Mucha suerte en tu vida, capitán.